Buscar
×
false

5 motivos por los que el aprendizaje en línea es perfecto para los estudiantes introvertidos

Ser introvertido puede malinterpretarse fácilmente y confundirse con desinterés, con ser distante, con falta de empatía, incluso con ser estúpido. En un entorno diseñado sobre rasgos de carácter extrovertido y que los promueve, las personas introvertidas tienen dificultades para adaptarse debido a esta malinterpretación de su carácter.

Es probable que uno de tres (incluso hasta uno de dos) estudiantes sea introvertido. Esto significa que no les gusta estar rodeados de personas en todo momento, no verbalizan sus dificultades ni sus logros en el proceso de aprendizaje, necesitan más tiempo para participar en cualquier tipo de discusión y son demasiado conscientes de su entorno. También prefieren participar en actividades individuales más que en grupales (al menos de vez en cuando).

Por último, es posible que sean los estudiantes más competitivos que conocerás. Esto se debe a que siempre están compitiendo con su yo del pasado. Es posible que las competencias en grupo no sean de su agrado realmente, ya que intentan evitar el conflicto cueste lo que cueste y temen perder los pocos amigos que tienen si ganan. Pero, si finalmente obtienen una calificación A en una materia después de muchas B, seguramente se considerarán ganadores.

Si eres un profesor extrovertido que quiere entender mejor a los estudiantes introvertidos, o si eres un profesor introvertido y quieres entenderte un poco mejor, consulta los siguientes recursos:

Después de explorar estos recursos comprenderás que la introversión no es algo que deba repararse. Los estudiantes introvertidos no son desinteresados, distantes ni estúpidos, simplemente son diferentes a los extrovertidos. Y si se satisfacen sus necesidades de aprendizaje, pueden demostrar que son excelentes estudiantes.

Por qué el aprendizaje en línea es perfecto para los estudiantes introvertidos

Hablando de satisfacer las necesidades de aprendizaje de los estudiantes introvertidos, deberías considerar incluir el aprendizaje en línea en la enseñanza si aún no lo has hecho. Existen muchas formas de implementar una estrategia de aprendizaje hibrido en el salón de clases y puedes quedarte tranquilo de que los estudiantes introvertidos te agradecerán por la parte en línea. Esto se debe a lo siguiente:

  1. El aprendizaje en línea no requiere la presencia física del estudiante

    El mundo en línea es un lugar donde los introvertidos pueden estar solos… acompañados. Si se puede aprender en ese mundo, los introvertidos se alegrarán. Estar rodeado de gente tiene mucho que ver con la energía. Las multitudes vigorizan a los extrovertidos mientras que drenan la energía de los introvertidos. Muchas personas no se dan cuenta de que esto sucede, pero sucede.

    En un entorno de aprendizaje en línea, los compañeros y los profesores no se encuentran en la misma habitación que el estudiante. Esto significa que, en vez de prestar atención a lo que está ocurriendo en la clase y, además, a lo que se enseña, el estudiante introvertido puede poner toda su preciada energía simplemente en la lección.

  2. El aprendizaje en línea es más autorregulado

    Todos aprenden de forma diferente y cada estudiante avanza a su manera. Pero la enseñanza tradicional no puede tener en cuenta este hecho. Todos los estudiantes deben avanzar a la misma velocidad. Quienes se adelantan deben esperar a los demás, y quienes tienen dificultades deberán aprender a lidiar con sus brechas de aprendizaje por sí solos.

    Pero con el aprendizaje en línea esto ya no sucede. Cada estudiante puede progresar a su propio ritmo. Quienes entienden con facilidad los materiales de aprendizaje terminarán el curso en una fracción del tiempo. Quienes necesitan tiempo y explicaciones adicionales pueden recibirlas sin demorar a los demás. No tener esta presión del grupo es una sensación maravillosa para los introvertidos.

  3. El aprendizaje en línea implica escribir más y hablar menos

    Hacer una presentación oral es una habilidad muy importante que debe dominarse, ninguna persona puede discutirlo. Pero, al mismo momento, no es el único tipo de evaluación. Existen muchas personas que hablan mucho, pero no dicen nada. Los estudiantes deben aprender también que cada palabra cuenta.

    La mayoría de las actividades del salón de clases implican hablar más y escribir menos, pero con el aprendizaje en línea es todo lo contrario. Los estudiantes introvertidos prefieren escribir más en vez de hablar. Cuando escribes, tienes más tiempo para procesar cada palabra. Y lo más importante, puedes editar tu mensaje: eliminar las palabras innecesarias y agregar otras para mayor claridad antes de compartirlo con los demás.

  4. El aprendizaje en línea le da más control al estudiante

    Los introvertidos son seres independientes. Ciertamente no entienden por qué algunas personas buscan ayuda hasta para hacer las tareas más fáciles. Por el contrario, prefieren descifrar las cosas solos primero, incluso las que son difíciles de conseguir y solamente cuando se encuentran con un obstáculo grave le pedirán ayuda a un colega o profesor. Prefieren actividades de aprendizaje individuales por sobre el trabajo en grupo.

    Como el aprendizaje en línea elimina la presencia física de otras personas, los estudiantes introvertidos pueden aprender a su forma. Todas las herramientas de colaboración que proporciona el sistema de gestión de aprendizaje (LMS, por sus siglas en inglés) escolar son excelentes (¡y las usarán!), pero controlar cuándo usarlas es aun mejor para estos estudiantes.

  5. El aprendizaje en línea puede ir codo a codo con la ludificación

    Un poco de competencia no le hace daño al proceso de aprendizaje. Pero mientras que la mayoría de las personas compiten entre ellas, los introvertidos compiten con ellos mismos. Independientemente de cómo lo mires, progresar y finalmente ganar se siente muy bien.

    Debido a que los elementos de ludificación se pueden implementar con facilidad en los cursos en línea, los estudiantes competitivos estarán más involucrados con lo que aprenden. Todos querrán sumar la mayor cantidad de puntos posibles, agregar insignias a su perfil o tener un lugar en la tabla de posiciones. Para los estudiantes introvertidos, la barra de progreso puede ser el elemento de ludificación más importante.

Conclusión

Existen muchas cosas a considerar cuando se diseña e imparte enseñanza a los estudiantes. Los tipos de personalidades no se tuvieron en cuenta en los planes de los profesores hasta hace poco. Para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes, incluso de los introvertidos, los profesores deben considerar seriamente incluir el aprendizaje en línea en su estrategia.

TABLE OF CONTENTS
f-image t-image pin-image lin-image