Buscar
×
false

Por qué establecer alianzas entre la escuela y la comunidad es el camino a seguir

La colaboración en las escuelas es esencial y un gran componente del aprendizaje. Al mismo tiempo, cuando pensamos en la colaboración, nos referimos principalmente a la colaboración entre estudiantes, a la colaboración de los profesores entre sí o incluso a la colaboración de toda la escuela para diferentes proyectos.

Pero eso no es todo, para nada. En muchos casos, tratamos a las escuelas como silos, con su propia pequeña comunidad y cultura, cuando sabemos bien que las escuelas son algo más que eso.

Las instituciones educativas son una parte de la comunidad general y, en muchos casos, su reflejo. Los problemas de la comunidad y sus fortalezas suelen ser también los de la escuela, por no mencionar que las escuelas están condicionadas por las políticas nacionales, estatales y locales.

Por eso no tiene sentido mantener los salones de clases cerrados cuando se trata de crear alianzas entre la escuela y la comunidad. Estos son algunos de los beneficios de establecer alianzas:

Conocer ejemplos de la vida real

En general, cuando pensamos en una alianza sólida entre la escuela y la comunidad, la formación profesional está involucrada de alguna manera.

Sin embargo, todas las clases y grados se pueden beneficiar de ejemplos de profesionales reales. Por ejemplo, cuando los estudiantes aprenden química, es difícil relacionar las fórmulas y los experimentos con los fenómenos o aplicaciones en la vida real.

Por eso, contar con la presencia de un ingeniero químico o de materiales, o de cualquier persona que utilice determinados conceptos químicos a diario, para que hable de lo que hace y de por qué sus habilidades son significativas, puede motivar a los estudiantes a aprender más. Esta oportunidad mejora su comprensión sobre cualquier materia, no solo de los aspectos relacionados con las materias de CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Aumentar la relevancia de las lecciones

El plan de estudios es relevante, pero los estudiantes no siempre lo ven así. La pregunta “¿para qué necesito esto?” suele ir acompañada de un discurso sobre futuras carreras, cómo sus "yo" del futuro se lo agradecerán, etc. Como profesor y adulto, es muy fácil ver cómo la educación configura tu vida, pero esto no es tan claro para los estudiantes.

En realidad, es difícil motivarlos cuando no saben lo que quieren hacer en el futuro ni conocen las posibilidades disponibles. Los profesionales de la comunidad en general pueden complementar el plan de estudios con información relevante, incluso con una sesión de preguntas y respuestas. Y lo que es mejor, pueden enviarte material visual para ayudarte a mejorar tus clases, algo que no es fácil de encontrar en una búsqueda de Google.

Garantizar representación para todos los estudiantes

Si los estudiantes eligen su carrera en función de lo que pueden ver y aprender de su entorno, lo mejor es mostrarles personas y carreras diversas.

Para algunos, en especial para los de mayores ingresos, la representación no suele ser un problema. Por otro lado, la investigación nos dice que los estudiantes con menos ingresos suelen encontrar barreras como la baja autoeficacia.

Al mismo tiempo, los padres, los consejeros y los miembros de la comunidad tienen una influencia decisiva en la trayectoria profesional de los jóvenes. Es imposible pedir a los educadores que cumplan esta función con todos los estudiantes.

Por eso, conocer a profesionales de todos los géneros, razas e incluso a personas que desempeñen funciones no tradicionales de entornos similares realmente empodera.

Derribar los mitos laborales

Mitos como “los trabajos son solo para este género” o “hay que ser muy talentoso para entrar en un determinado campo” están sin duda en la cabeza de tus estudiantes, lo hablen o no. Estos prejuicios terminarán por limitarlos, aunque todavía falten muchos años para tomar la decisión sobre la carrera profesional.

Las personas de la comunidad que sirven de modelo son fundamentales para mostrarles lo que es posible conseguir. La representación es importante, sobre todo para los jóvenes que buscan orientación y suelen encontrarla en lugares como los programas de televisión e Internet, que pueden ofrecer una imagen errónea de lo que son ciertas carreras. Por ejemplo, los guionistas de televisión suelen pensar que los trabajos administrativos son aburridos, a pesar de que nunca hayan tenido un trabajo similar.

Potenciar el PBL

El aprendizaje basado en proyectos (PBL, por sus siglas en inglés) suele implicar involucrarse en el “mundo real” para obtener información. Al mismo tiempo, la mayoría de los estudiantes no tienen los contactos necesarios para entrar en la oficina de una pequeña empresa y escribir un informe sobre las prácticas empresariales o simplemente conseguir lo que necesitan con una visita al museo de Geología.

La escuela puede facilitar el acceso a un experto que responda las preguntas de los estudiantes e incluso participe en el proyecto. Los miembros de la comunidad pueden participar como jurados en los concursos escolares o dar su opinión sobre los proyectos.


Más información: Diez cosas que HACER y que NO HACER en el aprendizaje basado en proyectos

Servir de oportunidad de aprendizaje para los profesores

Los profesores son percibidos como los poseedores de todo el conocimiento, pero no hay una sola persona en el mundo que lo sepa todo.

Podemos ver una barrera entre los profesores y otros profesionales, ya que ambos tienen nociones preconcebidas sobre lo que el otro grupo sabe y hace. Esto no ayuda a los estudiantes, que se espera que se incorporen a la plantilla después de la graduación, tanto si cursan estudios superiores como si no.

Es también una oportunidad para que los profesores se desarrollen profesionalmente contando con un experto que les proporcione casos de uso, analicen las aplicaciones de sus lecciones en el mundo real y obtengan información útil que sin duda puede mejorar su enseñanza.

Trascender las paredes del salón de clases

Recuerdo mucho más de las clases que recurrían a diferentes ponentes invitados que de las disertaciones. Esto se debe a que no había disertación alguna, sino que era una charla con las personas, que por lo general describían su trabajo de forma sencilla, lo cual derribaba los conceptos erróneos que teníamos y facilitaba nuestra comprensión. Todo esto, por supuesto, coordinado por el profesor, que se aseguraba de que pudiéramos conectar esta nueva información con lo que ya habíamos aprendido.

El hecho de que los estudiantes indaguen sobre los conocimientos de los expertos les permite hacerse una idea más precisa de cómo funcionan las cosas. Esto deja un gran margen para el aprendizaje informal. Además, como la tecnología es omnipresente en las escuelas, ni siquiera hay que llevar expertos que vivan cerca. Prácticamente tienes acceso a cualquier profesional con una hora libre para una videollamada, o siempre están las redes sociales, donde las personas suelen estar encantadas de participar y ayudar.

Lograr que todo tenga sentido

Las escuelas son esenciales para las comunidades y no pueden existir fuera de ellas. Una alianza exitosa entre la escuela y la comunidad tiene muchos beneficios, como derribar barreras, mejorar el aprendizaje y proporcionar la tan necesaria representación.

TABLE OF CONTENTS
f-image t-image pin-image lin-image